lettering: antes y ahora

Tiempo de lectura: 5 a 8 minutos

Hola a todes! ¿Cómo va esta semana polar en el polo sur? Por mi parte, quiero que haga frío hasta diciembre pues me acabo de comprar un tapadito que amo, que es una reedición de uno que tuve hace varios años, que también duró varios años, pero que finalmente no pudo resistir más. Lo único mejor de ese es que tenía capucha, consiguiendo que me llamaran por ahí “caperucita roja”. Este no tiene. Pero se podría conseguir sumarle, ¿no cierto?

Bueno, después de esta noticia irrelevante para ustedes y fundamental para mí, hoy, día de examen, les dejo un post cortito de esos de lettering y de miércoles.

En esta semana en la que estoy estrenando un pequeña cantidad de Tom bow de la que me hice recientemente y que estoy disfrutando un montón, noté la diferencia entre mis primeras prácticas de brushlettering y las de ahora.

(Los compré en “Tu librería”, que queda en Pueyrredon 634, CABA, y acá les dejo el link de MercadoLibre )

En este post les voy a mostrar algunas fotos del principio, algunas de ahora, y les voy a contar los factores que yo creo que inciden en esa evolución. Estas fotos son de agosto del año pasado, así que pasaron unos diez meses. Pueden ver la diferencia entre este alfabeto y el alfabeto de la foto que encabeza este post.

Capturas de pantalla

Práctica

Bueno, esto es lo que hace toda la diferencia, de hecho los demás factores que nombro están todos relacionados con este tema. Practico una o dos veces por semana, excepto quizá en semanas difíciles, de viaje o las que fueron de mudanza, pero aún así trato de hacerme un ratito porque me ayuda a desconectarme un poco de las pantallas, a relajarme y a pensar un poquito con las manos.

Además, crear, elegir colores, pensar frases, siempre me despierta y me motiva, y me deja en un estado especial, sintiéndome a la vez más tranquila y un poco orgullosa de poder hacer algo nuevo y lindo.

Eso sí, al principio cada vez que empezaba a practicar estaba como en cero. Después de un rato iba mejorando de a poco, pero cuando terminaba era como que se me borraba de la memoria, y a la sesión siguiente tenía que volver al inicio. Eso sí, cada vez mejoraba más rápido, hasta que se van entrenando la cabeza y la manito.

Y también es verdad que la práctica es error. Muchas veces hice algunas frases hasta cinco veces, tiré cantidades de hojas y volví a empezar. También es buena idea practicar primero haciendo trazos para controlar la presión, y luego con las letras más fáciles.

ANTES:

Captura de pantalla completa 1762017 111441 p. m..bmp

AHORA:

P1000067

Técnica

Este punto también es clave, tanto como la práctica, ya que al principio practicaba mucho pero no sabía cómo hacer los trazos, así que por más que imitara a los modelos terminados que pueblan Instagram, no conseguía sentir que lo que quedaba estaba bueno, mi estilo no era constante y la verdad no se veía tan bien.

Lo pueden ver en las fotos, los trazos no son fluidos, las letras no son especiales y sólo están en zig zag, unas más arriba y otras más abajo. Y eso que había mirado muchos tutoriales.

Es que hay varios puntos que hacen la diferencia a la hora de hacer brushlettering, este estilo saltarín de cursiva en particular. Y cuando uno ve videos de gente haciéndolo parece muy fácil, pero hay que tener en cuenta algunos detalles.

  • El lettering se hace bien si se hacen los trazos a ritmo regular, pero más bien lento. En general los videos que vemos están acelerados.
  • El lettering no es como la caligrafía, de un sólo trazo continuo desde el inicio al final de la palabra, si no que es muy importante ir levantando el marcador para poder volver a acomodarse y que los trazos queden bien claros. Eso sí, muchas veces se arruina al repasar.
  • La forma de agarrar el marcador es clave. No tan cerca de la punta si no más o menos a los tres cuartos, y de manera apaisada, cerca de la hoja, para poder hacer las diferencias de presión y grosor. Para los zurdos como yo, además es buena idea poner la mano en ángulo de 45° para no manchar lo que vamos dibujando.
  • El diseño de las letras también lo es todo. No se diseñan solas simplemente usando el marcador correcto. Más bien hay que armar nuestro propio alfabeto de letras graciosas, con efectos regulares, donde la constante suele ser la apertura de ángulos y los bucles grandes. Pero alguien que sepa de tipografía lo podrá explicar mejor que yo.

En fin, la técnica y la práctica no sólo van mejorando cada palabra individualmente si no cómo organizar las frases en el espacio, cómo elegir colores, de qué manera se los puede combinar y también mezclar, etc.

ANTES:

Captura de pantalla completa 1762017 111424 p. m..bmp

AHORA:P1000183

Lápiz

Bueno, esto es algo que no es clave pero útil para no frustrarse, y sobre todo para no desperdiciar material y perder tiempo. A veces conviene diseñar la frase antes en lápiz, un lápiz blando, con trazos suaves, y armar las letras con la posibilidad del error.

Esto no sólo ayuda al dibujo si no también que sirve para poder borrar una palabra que no nos termina entrando, y también para darnos tranquilidad. La idea es que después cuando uno agarre el marcador sólo se tenga que ocupar de hacer los trazos, despacito, y no de cómo tiene que ir dibujando cada letra.

A mí me baja la ansiedad porque cuando dibujo las letras a mano alzada, que igual es la mayoría de las veces, lo hago mucho más rápido, en cambio cuando tengo borrador dibujo mucho más lentamente y los trazos, efectivamente, salen mejor.

Esto es especialmente útil para tu bujo, por ejemplo en la carátula del mes, para no hacer lío y andar arrancando hojas, para hacer tarjetas, cuando usamos un papel caro…

ANTES:

Captura de pantalla completa 1762017 111403 p. m..bmp

AHORA:P1000071

Materiales

Esto lo digo muchas veces pero es bastante definitorio. Es verdad que yo al principio no quise gastar mucho porque no sabía si iba a seguir con el hobby. Y creo que hice bien, porque no hace falta gastarse un dineral para disfrutar el camino. Hay quienes que se quieren comprar de todo para recién ahí ver si les gusta el tema. Es como los que se compran toda la ropa del gimnasio y después quizá dejan de ir a las diez días.

Pero más temprano que tarde les recomiendo que se compren un marcador con punta de pincel bien flexible. Hay muchos en Argentina y siempre los nombro, pero para practicar y que nos salga, conviene que no sea de los más duros y finitos, ni de los de punta de pincel con pelitos. Si me preguntás, las opciones entre los que probé (pueden ver el post acá) se reducen a tres: Los Ecoline, los Winsor & Newton, y los Tom bow (estos últimos son nuevos pero ya los verán un montón).

Con todos los demás es difícil practicar cuando uno empieza, sin embargo si ahora quiero hacer lettering con los Crayola no tengo problema, ya tengo la letra definida y la práctica más clara.

También es importante el papel. Un papel satinado, que no absorba. Puede ser incluso muy fino y ser de buena calidad y útil para esto, pero es mejor si tiene un  poquito más de gramaje porque se luce mejor. Con un buen papel el trazo corre mejor y no se absorbe ni se traspasa la tinta. En este post pueden ver mis papeles favoritos para hacer lettering.

Cuando yo empecé, usaba hojas de impresora. Por suerte, porque usaba y tiraba como veinte cada vez que intentaba. Hoy, desperdicio mucho menos papel, así que Greenpeace descansa. Hoy, puedo decir que las letras me salen parecidas en casi cualquier superficie y con muchos materiales distintos, pero para empezar a practicar con el pie derecho y todo lo que hacemos se luzca al cien, conviene hacerse un kit de poquitas cosas, pero buenas.

ANTES:

Captura de pantalla completa 1762017 111328 p. m..bmp

AHORA:100_2029

Inspiración

No sé si esto define mucho porque cada vez paso menos tiempo mirando a gente que hace lettering, pero sí es verdad que no hay que tratar de inspirarse desde la imitación, mucho menos copiando letras de otros. Eso sí, nos puede ayudar a que se nos ocurran frases y formas de dibujarlas, a mejorar el estilo y cuando no sabemos cómo hacer una letra, podemos buscar para ver cómo la hacen otros, y probar la que más se parece al estilo de uno.

Finalmente, ver cosas que hacen otras personas sirve para ver cosas hermosas y la diversidad del talento. Poder ver cómo resuelven una palabra, la unión entre dos letras o qué técnica usan nos da alternativas. Nada de lo que yo hago y les cuento se me ocurrió a mí, siempre vi a otra persona haciéndolo en Instagram o Youtube antes. Y la mayoría de veces, mejor y con materiales más lindos.

Eso a veces puede desalentar, pero se nos pasa cuando agarramos nuestros marcadores y creamos algo lindo, propio y único donde antes no había nada.

ANTES:

Captura de pantalla completa 1762017 111547 p. m..bmp

AHORA:

P1000191

Si quieren ver otros post sobre Lettering, rastreen los de los miércoles. Están todos en la categoría, a la que pueden acceder en la pestaña de la home o haciendo click acá, y les recomiendo este, que si bien es de los primeros post del blog, expliqué bastante bien cómo creo que conviene empezar a practicar.

¿Practican lettering o alguna otra actividad manual artística/creativa?

¿Cómo fueron evolucionando sus creaciones?

Si todavía no hacen lettering, es hora de animarse a dibujar letras bonitas. Si hacen y lo comparten en alguna red social, pueden pasarme sus cuentas así puedo ver también lo que hacen ustedes.

Unos marcadores con punta de pincel posta

Kuretake Zig Clean Color Real brush

¡Hola a todes! Hoy es miércoles y como ya saben hay un post cortito sobre lettering. Hoy les traigo una herramienta nueva para hacer lettering y muchas otras cosas, que se consigue en Argentina.

Son los marcadores Kuretake con punta de pincel de verdad de verdad. Yo tengo el set de seis colores (creo que hay otro, con tonos más claros, y en realidad en otras partes del mundo hay muchos sets, más variedad, y supongo que  también se pueden comprar individualmente).

Yo los compré en la librería Teorema de la que hablo siempre, porque me queda cómoda y siempre voy ahí, además tienen mucha variedad. Creo que me salió $499, que es un montón, terminan saliendo casi lo mismo que los Ecoline, pero les tenía ganas hace tiempo y los fines de semana hay doce cuotas.

Ya tenía otros marcadores Kuretake clásicos, de punta de fibra flexible, que son muy lindos y económicos pero que no son tan fáciles de usar como, por ejemplo los Ecoline. De esa línea también hay unos de tonos metálicos que están buenísimos.

P1000113P1000115

Los cartelitos que ven acá son los que subí el día de la última marcha de Ni una menos a mi instagram. Acá pueden ver que además de ser muy hermosos los colores, se pueden mezclar sin problema.

Es muy fácil, solamente hay que frotar una punta contra la otra y se mezclan los colores. Pronto voy a hacer un post contando bien bien esta técnica. Igual, es todo cuestión de experimentar.

También se pueden acuarelar. La gran particularidad de estos marcadores es que la punta de pincel no es una punta de fibra flexible si no que tiene pelitos separados, como un pincel. De esta manera, el trazo es bastante más realista y hace efectos distintos.

Por supuesto, esto hace que el marcador sea un poco más difícil de manejar. Yo encuentro sobre todo complicado el trazo fino en el que termino las letras, es decir el que hago después de un trazo grueso y tengo que “soltar”.

Además, estos marcadores son geniales para letras chiquitas y delicadas ya que la punta es bastante finita. Obviamente también se puede dibujar y pintar.

P1000118P1000120

La única contra que les encuentro, además de quizás las dificultad, o el precio, es que al ser punta de pincel real no se puede hacer la muesquita en forma de gotita que sale con los Ecoline, los Winsor o los Tom Bow (con los de Faber Castell, como son tan finitos, no se puede hacer tampoco.

Los otros marcadores con la punta así que tengo son los Posca, que en vez de tinta tienen pintura, uno de marca Pentel cuyo color es un fuegazo, pero uno solo me salió $180 así que es el único que compré para probar, y también, los queridos marcadores de Todo Moda que sólo venían en cuatro colores y eran súper chinos pero me salieron $60 los cuatro y sé que muchas de ustedes tienen.

Cuando se encuentren con estos marcadores nunca van a tener el problema de la poca flexibilidad de la punta, ya que esta casi siempre es muy flexible, pero a veces es tan blandita que resulta difícil de manejar para los que no estamos acostumbrados a escribir con pincel que creo que acá en mi barrio somos todos. Lo lindo es tener un pincel que permanentemente largue tinta sin necesidad de tener que mojarlo a cada rato en pintura.

Espero que les haya gustado este post, y les haya resultado útil.

¿Conocen estos marcadores?

¿Qué otros marcadores con punta de pincel con pelitos y todo conocen o usan?

lettering con un pincel de agua

Hola a todos! Como los miércoles que hay post, hoy hay un post cortito sobre lettering, papelería, librería, y todas esas cositas que nos gustan.

Hoy les traigo una historiecita y unas pocas muestras de lo que se puede hacer con un pincel con tanque de agua. El lettering y la acuarela son una unión cocinada en el paraíso. Hace un par de meses les dejé una idea para hacer un fondo acuarelable de manchas y poder letterear encima. La pueden ver acá.

Y hoy vamos a ver cómo dibujar las letras con acuarela, y la mejor manera es con un pincel con depósito de agua. Les voy a mostrar qué herramienta tengo yo, cómo es y cómo se usa, y luego algunas ideítas para ponerla en acción.

El pincel que tengo yo es uno de marca Pentel. Hace un par de meses me compré un set de tres genéricos, pero me costaba mucho usarlos para lettering porque las fibras de la punta me resultaban muy rígidas y no lo podía manejar. Éste lo tengo hace poco y me salió $180 argentinos, lo compré en la librería Teorema pero supongo que se consigue en Mercado Libre. Hay en este tamaño y en uno más grande, y el otro día me pareció que había uno como para detalles, pero la verdad estaba en la estantería y no lo vi de cerca.

Simplemente se desenrosca y se rellena de agua o de pintura. Luego se puede utilizar con marcadores acuarelables, acuarelas, pinturas de diferentes tipos y hasta se podría probar con esos crayones acuarelables de Faber Castell que acaban de salir y que muero de ganas de probar.

con acuarelas

A la hora de hacer lettering con acuarelas, alcanza con mojar las pastillas apretando un poquito el pincel sobre las mismas, hasta que se llene de pigmento la punta.

Luego, a hacer lettering, y con un poco de práctica se pueden ir mezclando los colores.

P1000129

También se pueden hacer dibujos, detalles, manchas.

P1000132

con marcadores

Con los marcadores se pueden hacer dos cosas. Tienen que ser acuarelables, como los Ecoline, Winsor o Tom Bow. Primero se escribe como siempre y luego con el pincel se mezclan y acuarelan los colores.

P1000140P1000142

Lo otro que se puede hacer es usar la tinta de los marcadores como pintura. Se pinta en alguna paleta plástica y luego con el pincel se levanta el color. Primero un color, después el otro, después los mezclamos… y así.

P1000134P1000136

Acá me quedó medio raro porque los marcadores oscuros son de una marca que larga menos pigmento, entonces quedó más aguado. Hay que conocer el material, yo con un poco más de práctica, seguramente voy a poder manejar mejor los colres. Además, se pueden acuarelar obviamente todo tipo de dibujos.

Hay que tener cuidado de usar un papel lo suficientemente gruesito para que no se arrugue todo o se traspase al acuarelar. Yo estoy usando este block de Plantec que me da muy buen resultado. Si quieren ver otros papeles que me funcionan, pueden ver este post.

Y bueno, espero que les haya gustado el post y que les haya ayudado a cortar la semana y que hayan, cafecito con leche en mano, ingerido alguna idea nueva para crear cosas nuevas.

¿qué les parece este pincel mágico? ¿lo conocían?

P1000145

Lettering en sobres

Algunas ideas para que tu mensaje sea y se vea único

¡Hola a todos y todas y toditos! Hoy tenemos ese post cortito con alguna idea de lettering que tenía que salir el miércoles pero aunque lo tengo programado desde el finde nunca estuve en mi casa de día para poder sacar fotos con luz natural. Absoluta verdad, me voy a las 6 y llego casi siempre después de las 21.

Así que hoy, vamos a hacer sobres. Bueno ya están hechos. Pero los vamos a convertir en los mejores.

El lettering no sirve para nada pero embellece muchas cosas cotidianas, convirtiendo cualquier mensaje en un detalle especial, personalizado y único. Por eso, uno de los lugares donde queda genial es en los sobres.

Podemos hacer sobres para tarjetas por alguna ocasión especial, puede ser para invitaciones de cumpleaños de 15 o casamientos, esas situaciones en que todavía cuenta y vale mucho el objeto en papel, y se vuelve regalo y recuerdo.

Simplemente les voy a dejar unas propuestas que para mí tienen algo de distinto. Siempre se puede recurrir al sobre blanco de buena calidad y combinarlo con caligrafía en tinta negra. Pero como yo no hago caligrafía y todavía no domino el lettering con pluma (coming soon), les muestro lo que sí puedo hacer y creo que el resultado final es muy vistoso. También se puede hacer esto con acuarelas, pintura, tinta y pinceles, pero en este post nos vamos a enfocar en los marcadores, la manera más sencilla de conseguir mucho efecto con poco esfuerzo y un poco de creatividad.

Sobre negro, letras blancas

Esta es una idea muy moderna que, con el estilo que le puse yo, es más bien informal. Usé unos sobres negros, marcador Posca blanco, que como son de pintura depositan el color de manera bien definida y letras de lo que yo llamo “lettering falso” para hacerlo más informal.

100_1993

Con estos marcadores de pintura sugiero tener un papelito a mano para probar cómo descargan y cómo sale el trazo antes de mandarse al sobre.

Me parece que los sobres oscuros están muy de moda en invitaciones y eventos de todo tipo, y que el color negro es un clásico que siempre levanta unos puntos. El contraste fuerte y las letras entretenidas hacen el resto. Creo que este sobre tiene mucha presencia y puede acompañar una tarjeta sencilla impresa en papel blanco o alguna de esas invitaciones hechas con fotos, que ya están llenas de color.

También hice un sobre azul con letras doradas pero no me quedó muy bien así que lo saqué del post pero les dejo la idea. Es más elegante, sobrio y es un combo ganador.

También se podría ponerle por dentro y en el anverso uno de esos papeles estampados. Es una tendencia y me parece muy original y sorprendente. Si tienen ganas de que les muestre directamente cómo diseñaría yo desde cero un sobre de invitación para unos 15 o casamiento, díganmelo en los comentarios.

Sobre craft, letras negras o blancas y un toque de color

Soy una fan confesa del papel craft o kraft en sus diferentes versiones, las más rústicas y las más delicadas. Es perfecto para cosas relacionadas con niños, es muy sencillo, trendy y lúdico, y también va joya con la nueva onda boho-romántica que tanto cunde en todo tipo de evento últimamente.

El problema del papel craft es que si es de los más auténticos y rústicos, es bastante rugoso, lo que dificulta el deslizamiento de los pinceles con punta de pincel, y además suele ser un papel muy absorbente, que hace que la tinta haga arañitas. Ya saben de lo que hablo.

100_1998

Lo mejor es conseguir un sobre de papel que sea casi como una cartulina, bien durito y grueso, y lo más satinado posible, pero no tanto que se pierda la gracia del material.

O sea, nada que ver con los que conseguí yo, que tienen buen tamaño y lindo color, pero no tienen nada de la gracia de un craft posta. Además, la tinta de los marcadores reaccionaba raro en este papel. De cualquier manera, si tenemos que hacer mucha cantidad, sugiero siempre comprar primero un solo sobre y probar cómo queda el resultado final.

Si el sobre es de los más oscuros, irá perfecto un marcador blanco. En este caso hice una versión más romántica que en la opción del sobre negro para que vean variantes. Con los sobres de este tipo se pueden agregar todo tipo de elementos, jugando un poco con el collage. Por eso agregué las florecitas secas y una cinta bebé de color a tono.

La otra opción es el siempre seguro marcador negro. Sugiero probar los de distintos tipos para verificar que la tinta no se desparrame ni traspase. La alternativa siempre será los Pitt artist pen de Faber Castell que tienen tinta china y terminan siendo la opción más segura y eficiente que conozco. Gauchitos.

En la otra opción, la del corazón, pensé en un cumple de 15, que me encanta cuando deja de ser principesco y se convierte en una propuesta divertida y fresca, en una cartita de amor creativa o en cualquier actividad infantil. Por eso le sumé el hilo blanco y rojo (amo esta combinación) y un poquito de papel de color.

Sobre blanco, letras de color

Bueno, una variante más, gastando muy poco porque estos sobres son los más baratos de todos. Los colores suman un montón y dejan de lado la sobriedad del negro. También se puede usar negro y elegir un color para los detalles.

En este caso usé el marcador azul de Ecoline y el Cereza de Winsor & Newton pero en este papel absorbieron mucho, quedando más oscuros y casi traspasando el papel. Sugiero que busquen sobres de papel más satinado para que el color corra mejor y además se genere ese degradé tan lindo que deja la tinta de estos marcadores.

100_1999

También se puede dar un toque distinto con unos washitapes para hacer la propuesta más original, informal y entretenida.

Bonus track: Sobres de cumpleaños

Real, estos los acabo de hacer para dos amigas que espero no lean mi blog. Si te comprás unos cuantos sobres de colores, nunca vas a quedar a pata con las tarjetas de cumpleaños, aunque el regalo sea muy sencillo. Lettereás el nombre, le agregás algún detalle y listo.

Con estos copié los detalles de los sobres craft, pero mifren cómo cambia el efecto contra un fondo de color vibrante:

100_2001

¿Les gustan estas ideas?

¿Cuál podrían aplicar la próxima vez que necesiten un sobre bonito?

Lettering con lápices

Hola a todos, hoy les traigo el post más cortito del mundo como muchas veces van a ser los de los miércoles, que siempre son sobre lettering. Pero muchas veces, las palabras sobran y lo que mandan son las imágenes, así que no van a tener tanto para leer pero síganme que hay mucho para mirar.

Como ya saben, el lettering es dibujar letras (vs. escribir). En el caso del lettering que hago yo y que está de moda, implica dibujarlas haciendo finos los trazos ascendentes y horizontales, y más gruesos los trazos descendentes. Este efecto, con marcadores y pinceles se logra con un cambio de presión.

Pero ya vimos que se puede hacer lettering casi con cualquier cosa, por ejemplo con marcadores de punta cónica. Se aprietan un poquito más y listo, trazos variables.

Por eso, cuando empecé a diseñar mi bullet journal del año me puse a jugar con estos lápices. Dibujar con lápices es lo que mejor sabemos hacer porque estamos muy acostumbrados a la materia. Yo por lo menos. A cómo marcan y cómo corren en el lápiz. Años de aprendizaje.

100_1883 (1)

Después de descubrir que podía hacerlo con estos colores tan lindos, intenté con otros lápices que tenía por acá pero no con todos quedaba tan bien. Por eso les recomiendo que prueben con lápices de este estilo, que son de punta blanda. Así, el cambio de presión es más notorio y el trazo es más fluido porque corren mejor en el papel.

100_1884 (1)

100_1882 (1)

Como ven, el trazo en estrategia es más seco. Bueno, quizá no lo ven, pero yo lo percibía al dibujar. Eso es porque la punta no es tan blanda.

Esta forma de dibujar letras lindas es linda, divertida, y barata. Uno puede conseguir muchos colores distintos con poco presupuesto, es probable que ya tengas algunos lápices o crayones en cada para intentarlo, y además, es perfecta para letras chiquitas y delicadas.

A mí me gusta darme cuenta que el lettering no es un marcador especial, pero sobre todo me divierte y me relaja trabajar con distintos materiales, aunque no tenga ninguna utilidad. Lápices, marcadores, pluma, pinceles, tizas. Los miércoles les voy a ir mostrando siempre cómo interactúo con toda la librería. Así que síganme. Saludos y espero que estén teniendo la más fabulosa de las semanas.

¿Qué les parece dibujar letritas con lápices?

¿Se animan a probar?

Falso lettering

Lettering falso

Hola a todos, les traigo el post más cortito del mundo para mostrarles algo muy fácil y que si les gusta y lo practican, puede ampliarles el mundo del lettering para poder hacer letras bonitas con cualquier cosa que deje trazo.

Espero que estén teniendo la más bella de las semanas de marzo, de esas en las que ya se respira otoño.

Me gusta pensar que el lettering es lindo por un lado por el cambio de grosor de los trazos y por el otro, porque uno abandona su caligrafía regular para dibujar un alfabeto diferente. Por eso, me gusta mucho hacer una letra clásica pero con un marcador de lettering y se consigue un efecto que para mí queda muy lindo.

Pero también me gusta mucho hacer lo contrario, dibujar el estilo de letra que uso para el lettering -que es especial, que es difícil de describir pero fácil de hacer- pero dibujarlo con líneas regulares, finas. Este sería el primer paso para un falso lettering.

Lo que yo llamo falso lettering, y esta denominación obvio no la inventé yo si no que lo usan mucho en Instagram implica imitar el cambio de grosor en el trazo que puede ofrecer un pincel o un marcador con punta flexible.

Para eso, dibujo la palabra con mi letra cursiva de lettering, luego hago líneas dobles y al final las relleno.

100_1818

Sin embargo, este proceso tiene un lindo primer paso, y muchas veces uso las palabras así, como en la primera versión, y también es posible utilizar el segundo paso del lettering falso, que son las letras con doble línea pero sin rellenar.

Lo bueno de esto es que se puede usar cualquier marcador, lápiz o pluma y también la otra punta de los Tom Bow o los Winsor and Weston, que tienen el mismo color en una punta de marcador común. Con el falso lettering además de ampliar las posibilidades de tus creaciones, es muy fácil hacer letras chiquitas y con diferentes efectos.

Si no tenés marcadores de punta de pincel pero tenés ganas de hacer letras bonitas, te animo a que te pongas hoy mismo a hacer falso lettering con cualquier cosa que escriba que tengas a mano y disfrutes de hacer algo distinto y lindo con tus manos.

¿Conocían esta técnica?

¿Qué les parece?

 

Etiquetas y cuadernos con lettering

Hola a todos, hoy les traigo un post de esos rapiditos de miércoles bien para la coyuntura:  Trae algunas ideas para personalizar sus útiles o los de los niños cercanos a ustedes por medio del lettering. De ninguna manera llamaría a esto un DIY porque soy toda inútil y no hay nada elaborado e ingenioso acá. Simplemente les muestro cómo con unos pocos materiales se le puede dar un toque distinto a los cuadernos que usamos, ya sea para la escuela, la universidad o incluso para aplicar en nuestro bullet journal.

La idea es que entre todos cuidemos el bolsillo y salgamos un poquito de los productos súper caros con marcas, y permitirnos y permitirles a los chicos usar algo distinto a lo de todos los demás, que nos identifique y que además lo preparemos con nuestras manos, como una especie de ritual para prepararnos también para el año de actividades que comienzan.

No sé ustedes, pero yo de chiquita y ahora como docente, cada año siento una ilusión enorme por el año escolar que inicia, y desde chica preparaba con mucho cariño los útiles, muchas veces reciclando carpetas viejas o las negras clásicas más baratas, y decorándolas a mi gusto. Me parece súper importante que enseñemos a los chicos y también a los adolescentes a cuidar sus herramientas de trabajo. Por eso, si llevan cosas que les gustan pero que no sean prefabricadas, si no muy personales, y además se involucran en el proceso creativo, creo que de alguna manera también se van programando para un año en el que se sientan protagonistas del proceso de aprendizaje.

En fin, basta de denseo y a trabajar.

Etiquetas pizarra

100_1769

Para hacerlas van a necesitar etiquetas de las comunes, lo más grandes posibles, y pintura para pizarrón. Se consigue en las pinturerías pero también una versión para decoración y proyectos pequeños está disponible en las librerías artísticas. Se puede pintar con brocha como yo, que me gusta que queden las vetas o hasta con un rodillito.

Esta pintura es un golazo porque convierte en pizarrón cualquier superficie y se puede utilizar para mil ideas, como tazas, frascos, maderas y hasta vidrios.

También se pueden conseguir las etiquetas “ya hechas” con mil formas diferentes en @decobelieve y en @etiquecosas.

Una vez secas se pueden escribir con tiza, y luego se podrán borrar, pero como los cuadernos entran y salen de la mochila, a mí me gusta mucho usar el marcador blanco de Posca, que es de pintura, y luego salpicar un poco con lo que queda en la punta.

100_1770

Etiquetas clásicas

100_1774

Si la idea anterior les pareció fácil y obvia, esta es un pavada. Se trata de escribir en una etiqueta común y luego poner unos washitapes en los bordes. Genial para cuadernos lisos, carpetas y también para libros para no caer en las clásicas etiquetas de los Power Rangers (con mucho respect). Estas etiquetas también se pueden imprimir y con los washi les das un toque scrapero y original.

Cuaderno con transparencias

Esta idea es una pavada preciosa. Hay muchos cuadernos de estos con tapas de plástico semitransparente y detrás una hoja estampada. En ella podés escribir tu nombre o la materia y el efecto queda divino, como si hubieras comprado tu cuaderno customizado. Como la hoja es bastante plastificada, vas a tener que usar un marcador permanente, como un Sharpie o un Edding. Ojo que este papel es demasiado satinado y no agarra fácil la tinta, resbala un montón.

100_1775

100_1776

Este cuaderno Se ve muy bien pero vi unos con unas manchas de colores tipo acuarela alucinantes y ahora no los encuentro. También tienen la tapa semitransparente y deliro con hacerles atrás un lettering en negro.

Más cuadernos

Esto puede aplicar a cuadernos y carpetas cuando tienen tapas muy plastificadas. Le escribís lo que querés, nombre o materia con un marcador permanente y encima pegás una cinta ancha transparente. Esto va a hacer que no se borronee con el uso, y casi no se nota.

100_1785

Perdonden por la foto pero ya estaba oscureciendo en mi patio. Además, el cartoncito que puse para que no se me pinte toda la mesa y convertirla en pizarra es un resto de la pintada de la habitación de la casa y el departamento, para los que preguntaban cómo iba la mudanza (?). Spoiler: ya estoy mudada y es un bardo.

La última idea es simplemente escribir la materia o alguna palabra que te guste sobre el cartón del cuaderno. Lo vengo haciendo desde hace tiempos inmemoriales y seguro ustedes también, para identificarlos a lo lejos. Los colores de la tapa de este cuaderno me parecieron divinas y por eso lo incluí.

100_1779

En fin, que lo que quiero decir es que aprender nunca es aburrido pero si lo hacés utilizando tu creatividad en todo el proceso, es mucho más entretenido y por ende, se aprende mejor.

No quiero dejar pasar el post para hablar del día internacional de la mujer y el paro internacional convocado para esta fecha. Creo que la clave es hermanarnos y salir a romper un montón de estructuras y prejuicios con los que fuimos criadas y así hacer un mundo más justo. Como lo que nos da tanta bronca no es una sensación si no data pura y dura, los invito a leer este post en el que hago una lectura del libro Economía Feminista de Mercedes D’alessandro.

Les cuento que una de las cosas que más me sorprendió de ese libro es que el primer paro de mujeres fue en Finlandia en 1970 y al tener alto acatamiento, sirvió para que los varones se dieran cuenta de la importancia de las tareas de las mujeres en el funcionamiento de la economía del país y ahí se inició un camino que hoy lleva a Finlandia a ser uno de los países del mundo más justos en cuestión de género y decididamente feminista en la toma de sus decisiones. Así que esto no es nuevo, y no es inútil.

Los dejo con muchas ganas de que pensemos juntos, leamos, hablemos y nos dejemos inspirar por los movimientos de mujeres que atraviesan estos tiempos que vivimos, tan llenos de promesas y esperanzas.

100_1784

¿Cuáles de estas ideas aplicarían y cuáles otras se les ocurren?

¿Cómo se preparan para empezar las clases?

Una galaxia en cinco simples pasos

¡Hola a todos! Hoy les traje un post cortito bien didáctico -espero- con los pasos para hacer con poquitas cosas que seguro tenemos en casa un fondo muy vistoso para lettering, el mío era con la temática de galaxia o espacial, pero se podría hacer con tonos pasteles, verdes, con paleta de atardecer…

Qué se necesita

100_1504

  • Un papel un poco grueso bien liso sin texturas. A mí me encanta este, aunque en general lo corto por la mitad.
  • Marcadores al agua de colores brillantes. Yo aquí usé algunos Crayola clásicos y algunos washable. Todo esto lo compré en Teorema.
  • Un pulverizador. Este es el de un body spray que se terminó, enjuagué bien y llené de agua común .
  • Un folio del mismo tamaño de la hoja, un poquito más grande o un poquito más chico. Puede ser también una bolsa lisa o plástico similar.

100_1510

Paso 1

Pintá con los marcadores en el folio. Yo lo que hice fue hacer grandes manchas en azul y los violetas (uno es más brillante que el otro) y otras más pequeñas con el rosa y el turquesa, incluso con el que tiene unos tonos verdosos.

100_1513

Paso 2

Pulverizá con con agua por todo el folio. Esto no es tan necesario pero va a hacer que los colores se mezclen mucho mejor. Lo ideal es cubrir la mesa o hacerlo en el piso sin miedo a mojarlo, y pulverizar más desde lejos, y no pegando el spray al folio, para que después no quede tan mojada la hoja.

100_1515100_1514

Paso 3

Apoyá la hoja sobre el folio (se podría hacer al revés, pero así se evitan derrames). Presioná bien, va a salir un poquito de agua por los bordes.

100_1519

Paso 4

¡Listo! Si querés, podés pulverizar un poquito la hoja en alguna parte que los colores quedaran muy separados o muy marcado. Pero un poquito para no arruinarla. Cuando se seca, los tonos y los bordes de las manchas, se suavizan un poco. Hay que dejar secar muy muy bien.

100_1523

A mí me gusta que queden algunas partes de la hoja en blanco pero si querés evitarlo, asegurate de llenar de marcador el folio y que la hoja sea más chica.

Paso 5

Cuando esté bien seco, podés hacer lettering sobre esto, a mí me gusta hacerlo en negro para lograr un mejor contraste. También podría ser en dorado o plateado. Podés escribir antes en lápiz y borrar sin problemas, aunque acá la escribí a mano alzada y agregué unas estrellitas.

100_1549

La frase es de Vuelta por el universo, de Soda Stereo. La dibujé con el Ecoline brushpen negro, que lo tengo un poquito gastado.

Les comparto también esta que hice para el día de los enamorados ayer con la misma técnica.. Todo el día subí en Instagram frases de amor y esta fue la última. Si quieren verlas, click aquí.  Está inspirada en la primera carta de Corintios y la transcribí de este video hermoso que anda circulando y si están enamorados o les gusta el amor les reocmiendo que lo vean.

Si les gusta el blog, a mí me encantan sus comentarios. Si quieren, pueden pedirle a Sr. WordPress que les mande un mail cuando subo un post, así no se pierden ninguno, lo cual sucede los miércoles, los domingos y algunos viernes si todo va bien.

100_1746

¿Les gusta este efecto?

¿Con qué colores y qué frase lo usarían?

Les deseo que estén llevando la más bella de las semanas febreriles.