embossing – con qué y cómo

¡Hola gente! ¿Cómo andan? Les debí el post de la semana pasada pero hoy les quiero dejar uno lindo, corto y útil. Hoy vamos a hablar de embossing, esas cositas en relieve que quedan tan lindas.

qué es

Embossing es algo así como la traducción de “realce”. Se trata de una técnica con la que podés lograr que ciertos elementos de alguna de tus creaciones queden en relieve. Hoy vamos a hablar del embossing con polvo y calor, porque también se llama embossing a generar relieve sobre el papel con algún tipo de impresora o maquinola que lo marca, formando la figura en la textura del mismo papel.

 

IMG_20180207_132053299.jpg

cómo funciona

Básicamente, la idea es que tenés un diseño al que le ponés un líquido al que se adhiere el polvo de embossing, lo espolvoreás y lo juntás, como si fuera plasticola y brillantina. Luego, con una herramienta que da calor, fijás los polvos, que se derriten y se unen entre sí quedando en relieve y con un acabado brillante brillante. Si usás polvos metalizados además vas a conseguir un efecto casi foil. Prácticamente a mí me interesa sólo me interesa este efecto, el metalizado, pero se pueden conseguir muchos efectos distintos.

qué se necesita

Para hacer embossing necesitás por lo menos una bastante herramienta irreemplazable que resulta en una pequeña inversión inicial pero finalmente puede durarte mucho tiempo. Es un pequeño cosito que larga aire caliente de manera muy focalizada y con bastante temperatura. Su tamaño no es mucho más grande que una mano abierta. Hay quienes dicen que puede sustituirse por un secador de pelo, yo no lo intenté pero tendría que ser uno que llegue a alta temperatura porque si no podrías estar mucho tiempo esperando que genere el efecto y puede arruinar el papel al exponerlo tanto al calor.

IMG_20180207_131943600.jpg

Lo otro que necesitás es alguna forma de distribuir ese líquido o tinta donde se adhiere el polvo a tu diseño. Yo conozco dos formas y tengo estas herramientas, por un lado un marcador para poder escribir y hacer lettering. Este tiene tinta transparente pero hay de diferentes colores. Este tiene doble punta. Es bastante bueno aunque se seca bastante rápido, a veces mojo la punta en la almohadilla para que largue más tinta. Además, la punta es bastante frágil. Por otro lado, tengo esta almohadilla para poder hacer embossing con sellos. En la imagen de la portada de este post pueden ver cómo lo usé escribiendo, y en la tarjeta con la fotito, utilicé un sello.

IMG_20180207_132105522.jpg

Finalmente, hace falta el polvo de embossing. Existen de todos los colores que te podés imaginar, y en diferentes acabados, incluso con glitter. Yo tengo sólo en dorado porque como te decía es el que me interesa, pero pronto me voy a comprar en transparente, plateado, rose gold, quizá rojo metalizado. Esto es lo que le da versatilidad a tus trabajos, todas las otras herramientas las podés utilizar con distintos polvos.

IMG_20180207_132040811_BURST000_COVER_TOP.jpg

También es buena idea tener algún producto que dispense talco para que el polvo de embossing no se adhiera a cualquier parte del papel. En YouTube vi todo tipo de cositas muy baratas y prácticas para esto, yo honestamente usé una brocha de maquillaje que no uso, porque larga el polvo de manera bien dispersa, y de hecho como no tenía talco usé polvo fijador de maquillaje, no le cuenten a nadie. Se usa tan poquito que no te enterás, e hice todas las tarjetas de mi casamiento, o sea. Se podría usar algún tipo de harina bien finita con el mismo éxito. No se ve y después se suelta.

 

paso a paso

  1. Asegurarse de que el papel tiene buen gramaje, porque la tinta puede mojarlo mucho y traspasar un poco.
  2. Aplicar un poquito de talco para que el polvo de embossing no se adhiera en todo el papel sino sólo donde queremos.
  3. Escribir con el marcador de tinta de embossing o poner el sello, mojándolo en la almohadilla (para el marcador, conviene usar lápiz debajo pues es transparente. Para el sello, probar antes si queda bien la impresión en otro papel).
  4. Inmediatamente espolvorear el polvo de embossing generosamente sobre la zona donde está la tinta. No esperar, porque la tinta se seca.
  5. Enseguida, inclinar la hoja y juntar el polvo sobrante. Si es algo chiquito, tirarlo en una hoja grande que se pueda doblar para que se junte todo en el frasquito. Si le das tiempo, no se adhiere más polvo ni mejor, al contrario.
  6. Si en algún lado no se adhirió el polvo, podés espolvorearlo de nuevo para ver si esta vez se pega. En general queda muy bien, pero como todo es cuestión de práctica.

IMG_20180207_132023955.jpg

Bueno, eso es todo por hoy amigues, espero que prueben con el embossing o sino, como yo busquen el hashtag embossing en instagram y se queden hipnotizados admirando la transformación. Es increíble y súper lindo. Con poco se consigue un lindo efecto.

Como estoy realmente a full, voy a intentar subir posts todos los domingos, pero para no perderse nada por si como hoy, lo termino un lunes, pueden presionar en el mágico botón “Seguir” y también seguir a Té de Flor en Instagram y Facebook, donde hay contenido nuevo y variado todos los días ¡Un beso grande y nos vemos pronto!

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: