té de flor: mis favoritos

TIEMPO DE LECTURA: 5 A 8 MINUTOS

Hola a todes! Hoy es viernes! Y esta semana me resultó atípica porque perdí el fin de semana y los primeros días hábiles haciendo reposo y sintiéndome bastante mal. Aunque yo creo en el reposo activo, haciendo cosas mientras a uno le dé la mente, y no tirado en la cama viendo tele mientras dé el cuerpo. Pero aún así, se me atrasaron algunas tareas que tenía pendientes y la verdad es que este año cada hora libre me resulta necesaria para que no se acumule todo.

En fin, este post es uno distinto, y espero que ya sepan de qué se trata. Es uno que tengo ganas de hacer desde que tengo el blog, por el nombre, y por lo fanática de las infusiones que soy. Día a día me encanta y necesito el café -lo tomo amargo-, amo el café con leche y sus variantes, lo considero combustible, soy fan de compartir el mate aunque no lo tomo todos los días, pero realmente siento cosas especiales por el té.

P1010104

 

En la casa de mis papás yo tenía mi cajita con variedades de té y era la única que los tomaba, hace tiempo fui descubriendo que me gustaban los frutales y los dulces, aunque mis gustos fueron cambiando… casi nunca tomo té negro, y cuando empezamos a vivir juntos con novio supimos que compartíamos una pasión. Bueno, más bien un vicio. Yo creo que fui yo la que lo introduje en este mundo, pero juntos fuimos probando y eligiendo nuestros favoritos. Y ahora siempre tenemos una provisión bien surtida.

En fin, que a cada lugar en el que voy a merendar trato de probar los tés que tengan, sobre todo si son en hebras. En general tienen los de Tealosophy pero cada vez hay más marcas que proveen de té en hebras a los barcitos y confiterías. Hace poco fuimos justamente a uno de los locales -si van al local de Gorriti es una experiencia en sí mismo, en una galería entre plantas con vías como de tranvía- y olimos un montón, y nos trajimos cuatro bolsitas, y obviamente es otro mundo. Ahí mismo pueden hacer una meriendita si tienen ganas.

P1010106

Sin embargo, los tés de saquitos no se quedan atrás, y mientras que el té en hebras es un lujito, los saquitos son muy prácticos. Todas las mañanas desayuno un cafecito en casa y en el trabajo, cuando todo lo más urgente está organizado, paro cinco minutos y me tomo uno de estos tés.

Por eso, aunque sea un poco una gilada súper burguesa y un poco minita, hoy les voy a contar de mis tés favoritos. La verdad es que siento que una pavada como el té puede cambiarte la rutina con un sabor distinto y especial y que no hace falta más que un poco de agua caliente para poder sentirte la reina de Inglaterra. Ok, no me quiero sentir de la monarquía, pero tal vez… ¿Marie Kondo? Les cuento que en general los tomo con Stevia y que los hago bastante suaves -el té no tiene por qué ser súper fuerte-, aunque algunos de estos tienen sabores más intensos que otros.

Bueno, por un lado hoy soy fan del té de manzanilla y de los que tienen gustos alimonados -con cedrón/verbena o lemongrass- y por otro lado, amo los chai, más intensos y especiados. Así que a la mayoría de estos se los van a encontrar en ese estilo. Yo no soy una experta en té, pero vieron que hay algunos que son infusiones, que no tienen té propiamente dicho, de ningún tipo, es decir no tienen teína. O sea que en ellos se infusionan otras hierbas, flores, semillas.

Entonces ahora sí, paso a enumerarles mis favoritos. No tengo fotos de todos, porque no tengo todos acá, pero si tengo link, aunque sea a la página de un supermercado, se los paso.

 

De Chamana, que es una marca cuyos sabores también están diseñados por Inés Berton -la de Tealosophy-, mis preferidos son dos. Hay unas cajitas que los traen surtidos y también por separado. Los sobres son muy lindos, y los sabores muy intensos y particulares.

P1010094

  • Relax, que es mi favoritísima y es suave y perfecta para después de comer. Es de manzanilla y tiene cedrón y mandarina. Es como el primero que nos introdujo en el mundo de estos tés copados porque nos sorprendió cómo se percibe cada sabor y el efecto que produce -supongo que por la manzanilla- cuando estás muy llena o un poco tensionada.
  • Yogha, a la que conocí y probé hace relativamente poco. Como su nombre lo indica tiene esa onda oriental y especiada. Es más intensa y “picante”, tiene jengibre, lemongrass, hojas de mora & hibiscus.

P1010097

Los de Chamana se consiguen en supermercados, aunque no todos en todos, dietéticas y en el barrio chino. Es un emprendimiento de Inés Berton, la de Tealosophy, y del creador de Inti zen, otra línea de tés muy copados pero que no me gustan tanto como estos.

Después están los de Heredia, que son muy buenos y más accesibles, con lindo diseño, tienen un té rojo y uno de rosa mosqueta muy bueno, pero son mucho más simples, no tienen blends. Para mí el único que destaca entre los demás es el el de Jengibre, que es el más intenso y particular.

P1010098

Hay otra línea que me encanta y que se encuentra mucho en dietéticas y en el barrio chino la vi también. Se llama Delhi tea, y tiene su línea de hebras y de saquitos, aunque yo sólo probé y conozco los de saquitos. Les dejo la página acá. De los que probé, me gustaron todos, incluso el Dark Ceylon, que es té negro, uno que se llama African flavours que es de rooibos con canela y Sweet flower, que es de manzanilla con miel y vainilla -perfecto para cuando te duele la panza o estás medio enfermo, irreemplazable y queda bien endulzado con miel-. Son sabores que ya no disfruto tanto porque son muy dulzones, pero estos son maravillosos. De todos modos mis favoritos son dos:

  • Indian chai, que es un chai con té negro y -copio de la página- “Canela, Pimienta Negra, Anís estrellado, Cardamomo, Jengibre, Clavo de olor, esencia de vainilla.” Es espectacular, nunca cae pesado o parece fuerte y sin embargo te despierta y tiene algo especial.
  • Green whisper, que es divino y suave, encima el sobrecito es rosa, un amor. Es un té verde con lemongrass y esencia de frutilla. A veces no puedo tomar té verde en ayunas porque me da náuseas, no sé por qué. Pero con este nunca me pasa y lo tomé mil veces al arrancar el día.

Los últimos entre mis tés favoritos en saquito son de una marca que no se consigue mucho y que yo compraba en la dietética que me quedaba cerca cuando vivía en Morón, una muy muy completa. Yo creo que ahora esta marca se consigue en el barrio chino. Se llama Wally’s Patagonia y efectivamente viene del sur. Acá está la página por si quieren chusmear.

Algunos de esta marca son muy exóticos y las mezclas son muy intensas, por ejemplo naranja y dulce de leche, pero si bien me gustan varios tengo un absoluto favorito:

  • Té verde y frambuesa. Parecido al último de lo Delhi, pero se siente más lo aframbuesado. Es muy fresco, y muy rico. Y es perfecto para dejar enfriar, poner unas gotitas de limón, hielo, y tomarlo helado. Si algún día lo encuentran, bébanlo a mi salud.

Y finalmente los que son en hebras. Les tengo que decir que estos saquitos de té son mucho más caros que los de té negro común, y sin embargo por unidad no es mucho. El té en hebras es una compra digamos lujosa, pero es extremadamente rendidor. Para una taza se usa una cucharadita de té de hebras. También necesitás un infusor o mini colador, pero lo comprás una sola vez.

 

Cuando nosotros fuimos a Tealosophy elegimos cuatro, como para cubrir nuestros gustos. Queríamos uno verde, uno chai, uno de manzanilla, uno ahumado. La chica que nos atendió nos hizo oler todos los tarros que quisimos, -los agitan y te los ponen en frente de la cara, es genial-, se sabía todos y nos explicaba cada uno. Yo estaba como en Disney. Compramos un set de cuatro bolsitas, se los muestro por si quieren buscarlos.

p1010103.jpg

Los dos que son mis favoritos son:

  • Monsoon wedding, que es un infusión (sin té) de verbena, lemongrass, manzanilla, menta y pétcalos. Es suavísimo y espectacular. Como ven, tiene todo lo que me gusta.
  • Indian delight, que es un chai de peras dulces, estrellas de anís, ginger y canela. Es bien especiado como todo todo lo que está bien.

P1010101

Como bonus track tengo que mencionar una versión del té que si alguna vez me vieron en instagram saben que amo y consumo con más frecuencia que la recomendada, que es el Chai latte.

El chai latte de Starbucks es buenísimo pero el de la máquina de cápsulas de Dolce gusto se puede hacer en casa y no sé queda atrás. Una mención especial se lleva el matcha latte de Le pain quotidien, que es un tipo de té en polvo, verde y que en LPQ lo sirven con leche de almendras. Genialísimo.

¿Les gusta el té? ¿Conocían algunos de estos?

¿Cuáles son sus favoritos?

 

 

 

2 comentarios sobre “té de flor: mis favoritos

Agrega el tuyo

  1. Que buen post!!! No puedo creer que sea el primero sobre té.
    Mis favoritos por el momento de los que vienen en saquitos son el Indian Chai y el Patagonian Berries de Delhi tea. Mi papá y mi hermana tienen una dietética así que me consiguen de todo.
    El año pasado compre una lata de Orange Dragon en hebras en Ninina y es espectacular. Lo probé ahí y me enamoré. No recuerdo el precio pero barato no era. Valió la pena.
    Ahora estoy acostada ya, pero si querés mañana reviso mi alacena de desayuno y te muestro más de los míos. Hace años tuve que dejar el café y el té se volvió mi adicción!!

    Me gusta

    1. ah sos una especialista! yo soy sólo una aficionada a los sabores, podría estar hablando todo el día de té, pero de café también. gracias por tu comentario Lu, cuando te vengas para capital -vengas! yo tampoco soy de capital- compartimos un tecito cerca de Teorema o del Barrio Chino jaja ❤

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: