el error en el bujo + update personal

cinco maneras de arreglarlo fácil y rápido

TIEMPO DE LECTURA: 4 A 6 MINUTOS

¡Hola a todes! (Sí, soy estudiante de Lengua y Literatura y escribo “todes”, el otro día mi profesor de gramática me dijo “chiques” así que me mantendré firme en mi plural neutro) ¿Cómo andan? Espero que re mil bien, yo reaparezco después de unas dos semanas de estar borrada y antes de pasar al post les voy a contar un poquito en qué anduve -por lo cual pueden saltarse esta parte si no les interesa y pasar al próximo subtítulo-.

Les cuento que después de una excelente y organizadísima primera semana de receso, relajé al máximo en la segunda y todo comenzó a desemprolijarse un poco. De todos modos esa semana descansé muchísimo y encaré con totalmente otra actitud la segunda parte del año.

Hubo un momento en el que sentí que necesitaba tanto desenchufarme que directamente dije “listo, voy a dejar descansar el blog y las redes, no voy a descansar a medias”. Así que aunque esto lo hago por puro disfrute, me tomé verdaderas vacaciones, me dediqué a mirar videos, hacer compras y pensar nuevos contenidos.

Además comencé a hacer ejercicio todos los días y una vez por semana asisto a unas clases para moverme un poco en grupo (ya les voy a contar más), me puse las pilas con la planificación de la alimentación, paseé mucho y cumplí años, con varios festejos a lo largo de los días.

Creo que la necesidad de parar un poco después de la primera parte del año, la sensación de tarea cumplida por haber aprobado todo en el primer cuatrimestre y un poco el cuerpo con nueva alimentación y actividad física, me pidieron que descanse de verdad. Así que puse como prioridad hábitos saludables, entre ellos dormir más, ver a mi familia, ponerme al día con las series, comer frutitas y chapar.

Todo esto me mantuvo alejada de este espacio y aunque nunca dejé de pensar cosas para seguir haciendo crecer el blog y la comunidad, también me di cuenta que para fortalecer esos hábitos que sé que son necesarios, tuve que poner toda mi energía y voluntad, por lo que algunas cosas quedaron en segundo plano.

Esto es parte de un camino de concientización y de trabajo para llevarme mejor con mi cuerpo y tratarlo mejor, un camino que lleva bastante tiempo y con sus altibajos, y del cual pronto les estaré contando más a medida que vaya viendo resultados y pudiendo hablar de estas  nuevas experiencias.

Mientras tanto podemos seguir encontrándonos en las redes sociales, soy bastante activa en Instagram y subo cosas periódicamente en Facebook, aunque en estos días también lo estuve dejando descansar, lo normal es que aparezca bastante, así que ahí nos vemos si quieren.

Antes de pasar al post propiamente dicho, podés contarme también en qué andás vos, qué actividades y hobbies te tienen enganchade, y cómo estás viviendo este invierno que va terminando, que no fue tan crudo y que nos regaló varias tardes hermosas.

Ahora sí, pasamos al post: Algunas formas rápidas y sencillas de arreglar esos errores naturales de lo artesanal. No te olvides que el bujo es a mano, porque nos ayuda a aprender y mejorar, el error no es un problema sino un desafío a la creatividad. Acá te muestro algunas cosas que yo hago para solucionarlo lo mejor posible.

1. tapar disimuladamente con washi

Bueno, esta es la más fácil y rápida. Simplemente tapás el error con un poquito de washitape a tono con el resto de tu diseño y podés escribir encima o al lado. Tené en cuenta que las washis de papel de arroz a veces son más o menos satinadas, así que es probable que tengas que escribir encima con algo permanente, como las Pitt Artist Pen de Faber Castell que son de tinta china.

 

2. usar -un poquito- de corrector

Este es para errores chiquitos pero que por alguna razón te arruinan toda una estructura, por lo que si tachás, te quedaría muy raro y desprolijo, o simplemente te dejaría de servir.

En este caso, me equivoqué en un número de mi registro futuro y empecé a arrastrar el error. Si tachaba todos y escribía al lado, me iba a quedar muy notorio y con poco espacio. Así, aunque es obvio que me equivoqué, la página sigue viéndose limpia y ordenada.

 

Siempre que uses corrector usá la mínima cantidad, dejá secar con paciencia y no te olvides que no todas las lapiceras o marcadores escriben bien sobre el corrector líquido.

3. tachar y corregir al lado

Esta es la opción que más uso, porque me equivoco mucho, me como una letra o pongo mal el nombre del día. Entonces ningún problema, tacho prolijamente y escribo la opción correcta al ladito.

P1010013

4. aplicar humor

Y siempre es posible reírte de vos mismo, simplemente marcá el error de tipeo, hacé un comentario con una flechita o agregá un chiste. Yo no me tomo tanto tiempo pero vi mucho de esto en grupos de Bullet journal y son realmente muy creativos.

5. cubrir toda o una parte de la hoja

Si algo quedó mal, una línea mal trazada o directamente una colección fue quedando cada vez peor, podés elegir un papel lindo que quede a tono y cubrir toda o parte de la hoja sin hacerte mucho problema. A mí no me gusta pegar muchas cosas porque después me queda muy grueso el bujo, pero de vez en cuando es una posibilidad y podés poner una frase linda, un collage con entradas de cine y recitales o alguna foto de Pinterest o una revista que te guste.

 

 

¡no arranques las hojas!

Si todo salió mal, no arranques las hojas. Si no tenés tiempo o ganas de cubrirla, o simplemente no es tu estilo un bujo decorado, dejá la página como está, y seguí con la próxima. Es una de las razones por las que elegimos este método. Como en la vida, si algo no funciona, seguimos adelante. Sin dedicarle más tiempo ni energía al problema, es sólo papel, y además es un proyecto personal que nos ayuda a mejorar, así que nada mejor que una lección aprendida, sin dramatizar.

No obstante, para evitar estas situaciones siempre podés probar primero en un borrador aparte a ver cómo te queda la estructura, y no tengas miedo de utilizar lápiz y borrar a veces, para poder corregir sin riesgos.

¿Te equivocás mucho en tu bullet journal?

¿Cómo salvás el error cuando eso pasa?

Hasta acá el post de hoy, el domingo que viene nos encontramos con el bullet journal de Septiembre, pero les cuento que el miércoles y el viernes también habrá post. Les spoileo: el miércoles reseñaré las Paper mate flair. Si no querés perderte nada, podés seguir a Té de Flor en Instagram, en Facebook y marcar el mágico botón azul “Seguir” para que te llegue un mail cada vez que se actualice el blog.

 

6 comentarios sobre “el error en el bujo + update personal

Agrega el tuyo

  1. Hola!!! Nunca me había dado cuenta de que por allí (yo vivo en Barcelona – España) es invierno cuando tenéis vacaciones??? O no es ahora cuando hacéis las vacaciones largas?

    Yo cuando me equivoco, si es poco tacho discretamente, y si es mucho pongo una foto nuestra 🙂

    Me gusta

  2. De tanto en tanto, arranco alguna hoja, jaja. Pero por lo general, uso alguna de las otras técnicas que mencionas. Me encantan todas tus entradas, aunque muchas veces no se que comentar, jaja.
    Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: