¿cuánto tiempo para planificar?

TIEMPO DE LECTURA: DE 4 A 6 MINUTOS.

Hola a todes! ¿Cómo va este domingo invernal con temperaturas de primavera? Espero que estén aprovechando este finde para hacer esas cosas que no podremos hacer -sin afectar nuestra salud- por unos meses, como usar vestido con medias finitas, tomar cerveza al aire libre y hacer unos mates en la vereda.

Hoy les traigo un post que empieza con esta frase. Después de leerla, piensen qué piensan sobre ella, me cuentan en los comentarios de abajo y siguen leyendo:

“Hacéte un bullet journal así cuando terminás de armarlo no tenés tiempo para nada más.”

Hace un tiempo leí esta frase en una red social y está relacionada con un montón de prejuicios acerca de lo que es planificar, y en particular con nociones equivocadas sobre el bullet journal, ideas que también desde la comunidad de bulletjournaleros nos encargamos de transmitir, por supuesto sin malas intenciones.

P1000232

Los prejuicios

En este post voy a hablar de algunas de estas ideas, pero lo que me parece más útil es primero ponerle nombre a estos prejuicios:

  • Planificar lleva mucho tiempo, por eso es sólo para gente que tiene tiempo de sobra. Si estás hasta las manos, ni siquiera tenés tiempo para pensar lo que vas a hacer a continuación.
  • Planificar da trabajo. Es preferible ir haciendo lo que se pueda, lo que uno tiene ganas, posponiendo lo que no nos interesa finalmente en el tiempo restante podemos pasarla bien.
  • Planificar va a contramano del deseo. Si planifico, convierto todo en compromisos y obligaciones y termino cumpliendo con los demás y nunca conmigo.

Luego, a partir de estas ideas -para mí, erróneas- sobre de qué se trata planificar y para qué es, vienen las ideas sobre bullet journal, que para mí también están equivocadas:

  • El bullet journal lleva mucho tiempo. Es un proceso lento y elaborado.
  • El bullet journal es para quienes les gustan las manualidades, tienen linda letra, saben dibujar.
  • El bullet journal es para personas organizadas, pues yo no me hago tiempo para sentarme a planificar y escribir todos los días.

Creo que la mayoría de estas ideas tienen que ver con algún tipo de fantasía cinematográfica -y de otras ficciones que se fueron construyendo a partir de otros medios- que generó unos personajes artísticos, bohemios y espontáneos. Una mujer distraída y desestructurada que viene a enamorar al hombre que está en una pareja estable con una chica normal y organizada. O, por otro lado, el varón libre y en general pobre que viene a patear el tablero de la señora de su casa y liberarla de sus ataduras sociales.

Siempre la organización queda en el lado negativo de la vida. La planificación es para los aburridos, los que no dejan espacio a la espontaneidad, a la libertad. La planificación es parte de un mundo adulto, de mercado y siempre siempre, va a contramano del placer.

 

Mi opinión

Hace tiempo aprendí que planificar es una manera de empezar a modificar hoy lo que quiero ver de diferente en mi vida más adelante. Esta frase la uso mucho y si venís leyendo mi blog, ya la habrás visto.

Para mí es clave la doble acción de planificar. Por un lado, la de sentarme a imaginar y pensar qué cosas tengo que hacer y qué cosas quiero hacer, para dar prioridades y, de hecho, dejar afuera de mi vida todas las cosas que no estén en ninguna de esas listas. Esta acción apunta al futuro.

Por otro lado, hay un movimiento que viene desde el pasado y el presente que tiene que ver con la sensación de tener cosas resueltas, de sacarse de encima cosas, esa libertad y liviandad de haber hecho.

Y en este sentido, para mí es clave la sensación de que el tiempo tiene otro rendimiento. No en el sentido productivo de mercado, si no en tanto me va quedando claro que cuando saco de mi camino esos bloques monumentales que implican obligaciones -organizar las clases de la semana, pagar impuestos, hacer la tarea del profesorado, corregir-, queda muchísimo tiempo libre para disfrutar.

Al revés no tanto. Cuando uno va dejando para último momento las cosas, en el medio hay un espacio desorganizado de descansos mal aprovechados, actividades parasitarias que también nos desgastan y cierta cuota de culpa. Y luego, cuando nos ponemos hacer lo que tenemos que hacer, además de algunos intereses, las cosas se pagan con corridas, cansancio y en general, se hacen mal o se incumplen.

P1000233

No es para hacer más cosas, es para hacer lo que yo quiero

En cuanto a cómo planificar. Hay muchos medios válidos y cada cual tiene sus pro y sus contras. El bullet journal, que es este método analógico y flexible -las características a las que no voy a renunciar- es una forma simple y diaria de plantearse y conseguir objetivos.

El bullet journal puede ser un proceso tan simple o elaborado como cada uno quiera, pero siempre considero mejor empezar por la simpleza. De hecho, creo que muchas personas que empiezan difícil o lo abandonan o lo van simplificando. No sólo me parece importante hacer estructuras sencillas si no también que su estética lo sea. Y no solamente por el tiempo, si no porque en general queda más lindo. Y termina siendo más útil.

Si ustedes ven las fotos de este post, u otras de mi bujo, pensarán que es bastante pintoresco. Sin embargo, los pocos elementos que lo decoran tienen su utilidad y llevan muy poco tiempo. Para quien dibuje bien podrán ser dibujos, para mí es el lettering y las washitapes. Pero no hay habilidades especiales de ningún tipo.

Creo que la creencia de que lleva mucho tiempo o de que sólo las personas virtuosas en artes plásticas lo pueden hacer tiene que ver con que las fotos de esos bujos pueden ser muy lindas y consiguen muchos likes y difusión. No porque la mayoría de nuestros bujos se parezcan a esos.

Finalmente, lo que es para mí más irrisorio es la idea de que el bullet journal es para personas organizadas. Yo ciertamente no lo soy. Soy caótica e indisciplinada conmigo misma. Con mis rutinas, con mi alimentación, con el orden de mi casa. Soy procrastinadora. Por esa razón es que busco permanentemente métodos que me ayuden a automatizar el orden de mi vida, para después tener tiempo de todo lo demás.

Y porque además, es más relajado y descansado saber dónde están las cosas, qué cosas hay que resolver hoy y cuáles ya están hechas, estar tranquilos, bien peinados y desayunados ayuda a poner nuestras energías y pasiones donde vale la pena, nos regala espacios en blanco para que la creatividad se haga lugar y todo eso, es bastante agradable y mucho más fácil de lo que podemos pensar cuando transitamos la cresta del quilombo.

P1000234

¿Cuánto tiempo para planificar?

Una vez por mes, de media hora a una hora para diagramar todas las colecciones mensuales, previo revisar qué cosas no funcionaron tan bien del mes anterior. Una vez por semana, diez a quince minutos para armar la estructura semanal. Esto siempre lo hago en casa.

En el día a día, no más de dos minutos. Real. Puede ser a la noche, cuando apago todas las pantallas. O apenas llego a trabajar, con el té de la mañana, saco mi bujo y programo mi jornada laboral, además de revisar qué me trae el resto de la tarde.

Eso es lo que tardo yo en bulletjournear. Al principio del año o cuando comienzo un nuevo cuaderno, puedo tomarme algunas horas viendo estructuras nuevas o practicando algún borrador. Pero esto es bastante innecesario, sería posible hacer siempre lo mismo, en los mismos cuadernos si nos funciona, y ese proceso estaría bastante abreviado.

Como última de las conclusiones, me gusta el bullet journal porque es una forma de diseñar visualmente mi vida, de programarme para disfrutar de mi rutina y de las elecciones vocaciones que hice y que hoy me hacen ser quién soy. De hacerme cargo de mí misma y de mis proyectos, para lograr darle prioridad a los tiempos, espacios y personas que de verdad valen la pena.

P1000236

Este post está ilustrado por imágenes de mi bujo de esta semana de junio y la portada de julio. Para armarlas, tomé el tiempo. 15 minutos. Me levanté a eso de las diez sin despertador, porque ayer salí a tomar una cervecita con amigas y regresé a eso de la 1 y necesito recuperar horitas de sueño, me lavé la cara y los dientes, me puse protector solar, hice sendos chai latte para novio y para mí y mientras desayunaba hice todo el proceso que ven en las fotos de este blog. Es un ritual por demás relajante, disfrutable y sobre todo, simple.

Después salí a comprar verduras para hacer un almuerzo un poco más equilibrado que la cena de ayer. Y la de antes de ayer.

Si bien el resto de las colecciones del mes las voy a ir haciendo durante la semana, quería ya dejar la primera página lista para pensar qué cosas quiero tener presentes esta semana de cara al mes que viene.

Si les gustó este post, los invito a seguir el blog para que les llegue un mail cada vez que haya un post nuevo y no se pierdan ninguno. Esto sucede los miércoles, los domingos y algunos viernes. Además, pueden seguir el asunto en Facebook y en Instagram, lugares donde siempre hay fotitos, historias y actualizaciones de diferentes tipos.

Espero que les haya servido y gustado este post y qué me cuenten sus opiniones y experiencias. Que tengan la más genial de las semanas planificadas. Ya saben que eso deja mucho tiempo y espacio para las sorpresas.

¿Qué es para ustedes planificar, programar, organizar?

¿Cuánto tiempo les lleva su rutina de planificación?

Un comentario sobre “¿cuánto tiempo para planificar?

Agrega el tuyo

  1. no arranque todavia con el bbullet journal, aunque desde que lo leo en tu blog tengo muchas ganas
    con respecto a los prejuicios, entiendo por ahi de donde pueden venir pero opino igual que vos. Vivir mas ordenados no es ni mas laburo, ni hace que hagas todo estructurado y te prives de la espontaneidad ni nada. Y nada es “para otros con mejor letra, mas tiempo, o que blah”. Todo lo que uno se propone, si le pone onda, lo puede hacer!
    Yo tenia miedos parecidos con el metodo de marie kondo. De que como soy desorganizada en la casa, era un metodo “para alguien mas” y no para mi. Y sin embargo me lo propuse y estoy re conforme con el resultado. Es cuestion de intentar las cosas antes de poner el prejuicio adelante!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: