cómo crear un hábito

y sostenerlo en el tiempo.

Hola a todes! ¿Qué tal va este domingo? Yo sinceramente tengo un deseo doméstico: Tengo muchas ganas de que haya todo un fin de semana de buen clima para poder lavar la ropa. En casa de eso no me encargo yo, pero igual quiero tener toda mi ropa limpia y disponible, los últimos días me estuve poniendo cualquier cosa. Además, tengo unas tres o cuatro prendas que lavo a mano y que tardan más en secarse así que a menos que tenga un día de sol, se quedan ahí en la pilita.

Después de esta historia mínima quiero contarles que hay grandes planes de mi vida que fueron frustrados por no poder realizar efectivamente las cosas que tenía planeadas. Si bien soy poco disciplinada, también soy muy activa, así que aunque no siempre hice lo que debía, siempre terminé haciendo lo que quería.

Pasa que llega un momento de la vida en que quiero tener algunas cosas resueltas y defino que es hora de poner todo en su lugar, y es así que voy buscando la manera de cumplir con lo que hay que hacer dejando mucho tiempo libre para no dejar de disfrutar las actividades que posta me mantienen el corazón saltando. No puedo vivir sin esa sensación, mezclada con mariposas en la panza -porque muchas cosas me enamoran-, y aunque venga con cansancio la prefiero al aburrimiento de sólo cumplir horarios y deberes.

En fin, cuestión que para que las cosas pasen, la planificación es una buena manera NO PERDÓN, “LA” manera, de tomar el tiempo en las manos y crear futuro. Ojo que no hablo de una productividad mecánica, de mercado, de tener que estar siempre haciendo cosas, si no de darle a cada actividad su lugar y su momento, hacer rituales y generar hábitos sanos que nos sirvan. Para mí, eso es lo más anti marketinero que hay, no está de moda y nos tendría más felices para que consumamos en menos giladas, sobre todo en menos cosas malignas.

Les voy a tirar tres o cuatro técnicas que yo conozco, algunas las escuché por ahí, otras las leí. No podría citar fuentes porque ya ni sé cuáles son, pero si ustedes ven lugares donde las hayan visto u oído, cuéntenme. Digamos que no son idea mía, sólo que acá se las compilo y les cuento mi experiencia.

P1000126

no planifiques, hacélo

Una buena manera de que esté hecho algo que tiene que ser hecho, es hacerlo en el momento en que el pedido o la necesidad surgen. Sobre todo si es de corta resolución. Básicamente, sólo funciona para asuntos de cortísima resolución. Estos pequeños pasos en general se pueden terminar en un minuto, pero llenan gran parte de la carga mental de nuestras cabezas, y quedan como ventanitas abiertas o post its en un panel.

Pedir un turno,  pagar un impuesto, responder un mail, descolgar la ropa, transmitir un mensaje del trabajo. No hace falta que lo anotes, no hace falta que lo recuerdes. Si debe ser hecho, hacélo ya. Y olvidáte.

Con los hábitos diarios o periódicos, hay una relación cercana con este método, pero un poquito más compleja. Si dejaste platos para lavar de anoche, hacélo apenas llegues a casa. Si querés ir al gimnasio, andá directo del trabajo. Si querés leer todos los días algo de literatura, dejá este post y ponéte a leer, ahora. Y llevá el libro siempre en la mochila.

Se trata de ir cerrando las ventanas de las cosas simples para poder enfocarnos en lo importante. Es probable que si siempre se resuelven en el momento, no se acumulen y no termines necesitando un tiempo significativo para ocuparte de ellas.

Como un fin de semana completo. Ouch.

P1000110

hasta que termines

Para mí, el más difícil y más perfecto método de productividad es empezar algo ya, pero sobre todo, no dejarlo hasta terminarlo. No estoy hablando de grandes proyectos a largo plazo, que deben ser desplegados en pequeños objetivos. Si no de tareas de corta resolución, digamos media o una hora. Para tareas que requieran más tiempo, harán falta descansos para que los resultados no sean cualquiera y el proceso no sea un castigo.

Focus, dejá el celular lejos, cerrá las otras ventanas de la compu. Ponéte offline si hace falta. A mí esto me sirve para escribir los posts, para estudiar apunte por apunte y para corregir por ejemplo, los treinta trabajos de un curso. Y luego lo tacho con gran satisfacción en mi bujo.

Sé que no todos pueden permitirse este método. Hay trabajos, como el mío, en que parte del trabajo es ser interrumpido permanentemente. Y por ejemplo, los padres de niños pequeños o medianos, probablemente no tengan más de cinco minutos de corrido para hacer algo así. Sin embargo, una horita con la laptop en un bar mientras están en el jardín/escuela o en un cumpleaños, o al cuidado de un tío copado, pueden terminar siendo de una productividad asombrosa con este método.

Y tampoco está mal si decidís tirarte a ver una serie en esa horita libre. Sólo está bueno tener opciones.

P1000132

no cortes nunca la línea

Mejor conocido como método Seinfeld. Sí, Jerry Seinfeld, el cómico de la serie. Consiste en simplemente pensar en un sólo hábito que debe ser repetido todos los días, no dejarlo de hacer nunca. Porque cuando uno lo deja de hacer, es más fácil omitirlo al día siguiente.

Una manera para realizarlo es tener un calendario anual o mensual sólo para ese hábito, y hacer una marca cada vez que lo resolvamos. Dicen que para establecer un hábito hacen falta cuarenta días. Yo no dejaría de registrarlo por menos de dos meses. Cuando ese hábito esté incorporado naturalmente, podrías dejar de registrarlo.

En mi caso, cuando logré crear el hábito de la rutina de limpieza facial a la mañana y a la noche, nunca más la abandoné. Más allá de los resultados conseguidos, no se trata de sensaciones, todo está en la mente. No necesito registrarlo en ningún lado, lo hago siempre, aún en las etapas más complicadas. Eso es un hábito real.

uno o dos por mes

En relación al punto anterior. Más allá de los habit trackers, que ayudan a registrar cosas que queremos hacer y que muchas veces son desafiantes, está bueno pensar en unos poquitísimos hábitos, pequeños, que queremos hacer todos los días o periódicamente, digamos una o tres veces por semana. Los hábitos periódicos a veces son más difíciles que los diarios.

Para mí es la actividad física, que todavía no logro incorporar, y la práctica de lettering, que sí puedo hacer periódicamente sin tener que registrar cuándo lo hago ni durante cuánto tiempo. Por lo menos una vez por semana tengo una sesión de lettering, es decir, escribo frase tras frase durante una hora o hasta dos, probando algunas técnicas, y diferentes materiales como marcador, lápiz y acuarela.

Entonces, haciendo un registro semanal o mensual, elegí dos hábitos máximo, pueden ser de diferente índole, uno relacionado con la salud y otro con las finanzas. Preferentemente no prohibitivos si no productivos. Registrálo, motiváte, insistíte en hacerlo, y una vez que consigas incorporarlos, le dejás de hacer el seguimiento.

P1000144

no asocies el hábito con recompensas contradictorias

Pff, esto es de una importancia clavísima. Un clásico es el desayuno con facturas después de una sesión especial en el gim, o el delivery volviendo de correr porque ya no nos queda tiempo de cocinar. No se trata de prohibir nada, si querés comer, dormir la siesta o jugar videojuegos obvio hacélo, pero porque tenés ganas, no como compensación o recompensa por haber cumplido con una parte menos satisfactoria, como si fuera un castigo.

Para mí es muy claro cuando después de un día muy difícil, desactivo todo y me tiro a dormir una siesta. No es que no la necesite, pero muchas veces hace que se me acumulen cosas que también tengo que hacer y me despierte más cansada y segura de que el día de mañana va a ser más difícil todavía, porque tengo las cosas de mañana y las que quedaron de hoy.

Intentá enfocarte en lo que está buenísimo del hábito en sí mismo. Anotálo justo después si hace falta. Siempre me siento saciada y liviana después de una buena y sabrosa ensalada, en cambio algunas veces me siento muy pesada y adormecida después de una comida riquísima. El buen humor al terminar de hacer actividad física, esa sensación de estar más fuerte y activo, o el alivio al responder o eliminar todos tus correos electrónicos. Registrá la satisfacción de tener las cosas resueltas, no las recompensas que, muchas veces, boicotean tus esfuerzos en vez de equilibrarte.

Bueno hasta acá. Me encanta este tema y este post me parece que resume unas cuantas de mis ideas y de mi experiencia. Si bien muchas veces me dicen que no pueden creer cómo tengo tiempo para todo, también sé que soy muy indisciplinada y desorganizada, no soy fan de la vida sana ni de la casa organizada, ni maniática de nada de eso. Todos los hábitos que conseguí no tienen nada de natural o innato para mí, los voy tratando de incorporar con mucho esfuerzo y por eso siempre busco maneras de crearlos y sostenerlos, y por eso tengo tan claro mediante qué procedimientos, que pueden servir a otros, se pueden lograr estos cambios.

P1000145

Finalmente, creo que cambiar un hábito es transformar hoy algo que quiero que sea diferente en mi vida del futuro, que es tomar la iniciativa con respecto a nuestros deseos y expectativas, y que son los primeros pasos para sacarnos de encima lo que no sirve y poner toda nuestra energía en proyectos grandes que nos hagan sentir más plenos y libres.

¿qué te parecieron estas técnicas para crear, mejorar y mantener hábitos?

¿cómo incorporás nuevos hábitos?

PD: Si te gustó el lettering de este post, el miércoles va a haber uno sobre cómo acuarelar todo con el pincel con depósito de agua. Para no perdértelo, podés seguir el blog para que te llegue un mail cada vez que se publica un post nuevo, o seguir a Té de Flor en Instagram y Facebook.

Un comentario sobre “cómo crear un hábito

Agrega el tuyo

  1. Excelente el post! Si bien parece dificil, si se puede
    yo me hice el habito de mi rutina facial por ej. Antes ni siquiera me lavaba la cara, y ahora no puedo estar sin mis 3 pasos! Y lo mismo conla casa. Me hice el habito de mantener el orden y la verdad se puede!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: