cómo darle un upgrade a tu bujo

Hola a todes, ¿qué tal va este domingo fiacoso? En Buenos Aires es un típico día de otoño que empezó muy nublado y casi lluvioso, y de a poco va mostrando otra cara. Activá la cafetera y contáme cómo está el clima por tu ciudad.

Hoy te dejo un post sobre Bullet Journal. Si no sabés de qué se trata, te invito, como siempre, que visites la página oficial del método. También podés visitar algunos de los varios posts que escribí sobre el tema acá en el blog. Si hacés click acá, vas a la sección completa.

La idea del post de hoy es contarte algunas ideas para hacer de tu blog uno más bonito, especial y personal. Ya sabés que el método es de organización, así que no necesitás nada de esto. Pero también es un método analógico, así que nos ayuda a pensar sobre cómo nuestras creaciones nos reflejan. Te lo dejo con fotos de mi propio bujo, pero hay miles de bulletjournalers que lo hacen más lindo que yo, así que hay un mundo entero de ideas por ahí, en Instagram, Pinterest, Tumblr, blogs, canales de YouTube.

buscá inspiración

Si elegiste el método bullet journal para planificar tu vida, sabrás que es un sistema analógico. Pero quizá no sepas que hay una comunidad enorme, dinámica y vibrante, de bulletjournalers a lo largo del planeta.

Te recomiendo que te metas en el hashtag #bulletjournal de Instagram y luego vayas navegando por los hashtags relacionados. Vas a encontrarte con todo tipo de libretas, cuadernos y diseños con estructuras de planificación diferentes a las que, probablemente, se te podrían haber ocurrido hasta ahora.

Además, diferentes formas de organizar información, múltiples ítems para trackear, y tipos de letras, colores, maneras de trazar las líneas y dividir los espacios, cositas para pegar en tu libreta y sumarle texturas. Es como una locura de ideas que te motivan a crear.

100_2051

y después olvidate de todo

Para hacer tu bujo, hay que hacer un bujo. Dejá de lado todo lo que viste y hacé con lo que tenés, con lo que te sale y con lo que te gusta. De ninguna manera empieces a bulletjournear comprando cosas, y mucho menos pospongas tu inmersión en el mundo de la planificación analógica hasta después de tener “todo lo necesario”.

Así que a la hora de empezar tu bujo, dejá de lado todas las fotos e imágenes que dan vueltas por ahí, y te sugiero que al principio no copies nada, excepto quizá, el esquema propuesto en la página del método original, ideado por Ryder Carroll.

Te dejo algunos posts que te pueden ayudar en este momento:

evaluáte a fin de mes y probá nuevos diseños

100_2049

Después de un mes de básicos, revisá qué te funcionó y qué no de tu esquema mensual, tus registros diarios, tus colecciones. Si fuiste constante o no y por qué, si necesitás programar la semana en algún día tranquilo o si preferís hacerlo cada día.

Si empezaste poniéndole todo tipo de colores y cositas y los últimos días escribiste en lápiz rosa sin sacarle punta para no olvidarte de algo a último momento. En este momento crítico yo te sugiero que tu cuaderno sea llevable, y que lo lleves a todos lados. Pero eso es gusto personal, hay quienes no les gusta esto y sólo lo usan estando en casa.

Cuando termines tu mes, anotá que sirvió, que no, que querés sacar y qué querés agregar. A partir de ahí, podés hacer unos esquemas en escala y en lápiz con nuevas estructuras.

A mí, aún cuando me funcionan los de un mes, al siguiente pruebo otros, para ir conociendo y conociéndome qué me va mejor. Además, no hay nada definitivo. Lo que te sirve con un cuaderno, con otro no. Y lo que te sirve en un mes lleno de exámenes es distinto a la quincena en la que estés de viaje.

invertí en buenas lapiceras

No importa cuánto presupuesto puedas asignar a cositas de librería, siempre hay alternativas más económicas. Pero una buena lapicera o pluma de tinta negra, o rotuladores para dibujo técnico, van a cambiar tu forma de disfrutar el momento de diseñar tu bullet journal y programar tu vida de los próximos días.

100_2052100_2053

animáte al color… o a la monocromía

Si no sabés por dónde empezar con el color, elegí tu color favorito y su complementario. Para el rojo o el fucsia, verdes claros, verde manzana, aqua. Para el violeta, el amarillo. Para el azul, el naranja. En diferentes tonalidades y con diferentes combinaciones, estos dúos nunca van a fallar. Después, animáte a experimentar.

100_2047

Sí, en cambio, usás el color salvajemente y ver tu bujo te resulta cansador y desprolijo, experimentá con un período de monocromía usando sólo algunos marcadores y plumas negros, o incluso incluyendo otro tono neutro como gris, plateado o dorado.

hacé colecciones vistosas

Bueno, esto yo no lo hago pero es una opción. Si hacés un tracker sobre el cuidado de tus mascotas, lo podés rodear de huellitas, si en cambio tenés una lista para películas pendientes, podés hacer un rollo de film para proyección y allí escribir los títulos, si es tu lista de libros leídos, una biblioteca que vas pintando.

La idea es que con las colecciones puedas desquitar tu costado artístico ya que en el día a día no hay tanto tiempo para eso. Puede funcionarte como no, pero aquí tenés otra opción.

probá con el lettering

Yo creo que un método analógico como el bullet journal nos permite explorar otras habilidades y prácticas artísticas. Encuadernar tu propio bujo, hacer collage, e incluso reflexionar sobre cómo escribimos, cómo hacemos nuestra letra.

100_2050

En mi caso, soy zurda y no tengo buena letra. Por eso me atrajo desde el principio y me pareció un gran desafío hacer letras bonitas. Fui experimentando con distintos materiales y sé que de a poco voy mejorando.

Es una actividad que requiere concentración y práctica, por eso te ayuda a sacar un poco la cabeza de las incomodidades del día a día y disfrutar una experiencia distinta. Acá en el blog hay muchos posts mostrando cómo hago lettering, pueden ir dirrectamente a la sección, pero sobre todo pueden ver uno de los primeros, que habla de cómo empezar a practicarlo, acá.

100_2044100_2043

usá washitapes

Bueno, no es que usarlas o no va a afectar en nada tu capacidad de bullet journear, pero tener una o dos washis de colores que te gusten puede ser muy útil. Para tapar si te mandaste cualquiera, para hacer divisiones, para señalar una página, para dar un toque de color y hasta para pegar una tarjeta de regalo en un paquete que hiciste a último momento.

100_2048

Se pueden conseguir en librerías, en el barrio chino, en locales chinos en otros lugares de la ciudad y también hay quienes las traen de otros países y tiene diseños en general más especiales. Yo compré en todos los anteriores y también hice alguna vez un pedido a Washitapes Córdoba que tiene una variedad demencial. Pueden ver mi colección y mi último post acá.

100_1986

¿sabés dibujar?

En realidad, tu bujo puede reflejar todo lo que sos, así que si sabés dibujar y disfrutás hacerlo, podés agregar pequeños diseños relacionados con el contenido de la página, con el espíritu del mes en curso o dibujitos sencillos para decorar como flores o patrones abstractos.

También podés practicar diferentes tipos de líneas para hacer separadores o recuadros para escribir dentro los días de la semana o el nombre del mes.

¿te encanta la fotografía? agregá tus fotos

En realidad, podés pegar todo tipo de papeles que evoquen recuerdos. Entradas del cine, del teatro o recitales, pasajes o servilletas de un bar donde sucedió algo especial. También papeles con textura o pequeñas figuritas. Sin embargo, considero una idea genial poder imprimir tus fotografías, ya sean artísticas o afectivas para poder darle un toque muy personal y único a tu bullet journal.

Aunque sólo elijas una por semana, o por mes, le van a dar un toque muy especial y convertirlo en un verdadero diario. Si tenés de esas cámaras que imprimen fotos tipo Polaroid, por supuesto va a ser mágico, pero podés mandar a imprimir tus fotos clásicas con este formato en muchos lugares, o hacerlo vos mismo en casa.

100_1899

Finalmente, todas las ideas suman. Lo importante es que tu agenda artesanal, planificador, diario, cuaderno de arte, te identifique. No tenés que rendirles cuentas a nadie. Probá todo y fabricá tu estilo personal con los elementos que vayas encontrando por todos lados o que imagines. Muchas veces, quizá la mayoría, menos es más, y la belleza está en lo simple. Tu mejor versión es aquella que se parece cada vez más a vos y menos a todos los demás.

Podés ver mi bullet journal, mis creaciones, lecturas y paseos en mi Instagram y página de Facebook, ahí siempre te cuento cuando actualizo el blog y también podés seguirlo para que te llegue un mail cada vez que hay un post, que es los miércoles, viernes y domingos.

Y si tenés ganas, también podés compartirme dónde puedo encontrar tus creaciones y otras cuentas de Instagram, blogs o canales de Youtube que te gusten para que yo también las conozca.

Después de varios cafés compartidos, te dejo un abracito y te deseo la mejor de las semanas.

¿cuáles de estas propuestas usás para tu bullet journal?

¿dónde encontrás inspiración para crear?

2 comentarios sobre “cómo darle un upgrade a tu bujo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s