Sommelier de marcadores

para brushlettering

 

100_1691

Hola a todos, qué tal va esta semana otoñal. Yo, aunque prefiero el verano, soy fan de estas temperaturas y además son propicias para las tareas previas a la mudanza que estamos encarando.

El post de hoy viene a ser la respuesta a una pregunta que me hacen muchísimo en Instagram y en persona también:

¿Con qué marcadores hacés esas letras?

Lo primero que voy a decirles es que no sólo se puede hacer lettering con marcadores. Aquí hice un post sobre lettering con pinceles y acuarelas. También se puede hacer con lápices, con plumas…

Además, no hay un sólo tipo de marcador que permita realizar un bonito lettering. De hecho, con casi cualquier cosa podríamos hacer un falso lettering. En el post del miércoles que viene les voy a mostrar cómo.

Finalmente, los marcadores no son especiales y no hacen a la letra. Vos podés tener toda la colección de Tom Bow, pero también está la práctica, y un poquito de ayudita para conocer la técnica.

Como la técnica de lettering implica que los trazos ascendentes son finos y los descendentes, gruesos, básicamente siempre que el trazo desciende hay que presionar más el marcador, y soltar suavemente la presión cuando el trazo termina o baja. Después, practicamos las curvas para que esta transición sea suave. Si no entienden nada o recién empiezan en el tema, pueden ver este post en que les cuento cómo arranqué a hacer lettering.

Por esa razón, los mejores marcadores para hacer lettering de forma fluida son los que hacen trazos más gruesos cuando presionamos más. Yo conozco tres tipos, y no hay mejores o peores, si no que cada uno a cada persona le puede presentar distintos desafíos.

100_1699

Marcadores con punta cónica

Yo empecé lettering con estos, y además de resultarme difícil por mandarme a dibujar sin conocer la técnica, lo eran porque no les terminaba de encontrar la vuelta.

100_1678

Tengo los Crayola clásicos, los washable que tienen colores más vivos y los supertips que tienen puntas más finas. Estos últimos sirven para letras más chiquitas. Todos los links van a la página de USA.

100_1662

Lo positivo es que son baratos, se consiguen por todos lados y vienen en muchos colores. En otros países del mundo por supuesto, hay más variedad.

Lo negativo es que dominar la técnica con ellos es más complicado, la clave está en apretar más que en girar el marcador. Las líneas gruesas no se hacen apoyando la parte ancha de la punta, si no presionando suavemente. El truco está en encontrar el ángulo ideal para que esta presión se vea fluida.

Una alternativa linda y barata son éstos, los de doble punta de Faber Castell, y sospecho (no los probé) que los  Duo Colorpeps de Maped también.

Marcadores con punta flexible

100_1679

Es difícil que me vean mentirles al respecto, para empezar y para mejorar, lo más conveniente es tener  aunque sea uno de estos. Una vez que uno encuentra la letra y domina la fluidez, puede usar cualquier cosa para dibujar letras, pero éste es el estilo perfecto para principiantes. Además, cuando yo uso uno de estos, disfruto mucho más la tarea y las letras me salen mejor.

Los marcadores con punta flexible tienen una punta símil pincel, que se va afinando hasta la extremidad. Los más famosos entre estos son, obviamente los Tom Bow. Yo no tengo ni probé ninguno de estos, pero incluso entre ellos hay varios tipos.

En Argentina se consiguen por lo menos dos dignísimos ejemplares. Los Winsor and Newton, que vienen en colores hermosos, son acuarelables y del otro lado tienen una punta de marcador común. Como son acuarelables, la tinta es levemente translúcida. Los linkeo también a la página de la marca en Argentina, porque no es tan conocida.

100_1666

Y los Ecoline Brush pen, que son mis absolutos favoritos porque además de ser muy flexibles, largan más tinta al ser presionados, por lo que generan un efecto degradé divino. Corren mejor que los anteriores pero son bastante gruesos porque lo que se hace difícil hacer letras chiquitas con ellos.

100_1663

Es importante que no se dejen engañar por todos los marcadores escolares que andan por el mundo predicando que tienen punta de pincel. No alcanza con que tengan punta fina y que se pueda hacer un trazo más grueso poniendo el marcador “de canto”; la punta, además tiene que ser muy flexible. Siempre, pidan que los dejen probarlos.

Hay varias buenas alternativas que se consiguen en Argentina, perfectas para letras chiquitas. Los Edding Brush Pen, que vienen en un pack de doce a buen precio. Tienen colores muy lindos y vivos, valen la pena para tener aunque no los usen para hacer lettering.

100_1670

Otra alternativa son los Pitt Artist Pen Brush de Faber Castell. Estos son mis favoritos para letras chiquitas, salen unos sesenta pesos individualmente pero también vienen en packs, entre los que yo creo que los más convenientes son aquellos en los que vienen seis. Vienen en todos los colores que se puedan imaginar, los colores más claros son translúcidos y todos son de tinta china.

Soy muy fan de ellos, son un poquito complicados para empezar porque la punta no es tan flexible como otros y al primero que tuve lo destrocé apretándolo demasiado. Pero ya les encontré la vuelta. Yo tengo el set de colores pasteles y el de negros pero en diferentes grosores (el de punta de pincel y los demás son de microfibra), y voy por más.

100_1672

Finalmente, una digna alternativa son los marcadores Kuretake, vienen en varios colores clásicos muy brillantes, salen cuarenta pesos y aunque no son tan flexibles, van muy bien para letras más bien chiquitas. Tienen dorado y plateado entre sus opciones. También están los de versión “clean”, que vienen en set y corren mejor.

100_1668

Marcadores con punta de pincel propiamente dicha

Los marcadores con punta de pincel son marcadores que largan la tinta por una punta de fibras que se va afinando hasta su extremidad. Pueden ser un poco difíciles de manejar según su flexibilidad pero su resultado es muy vistoso.

100_1683

Yo tengo tres ejemplos de estos. Unos que conseguí en Todo Moda, que tienen tinta al agua tradicional. Sólo vienen en estos cuatro colores pero son muy lindos y además compré los cuatro por sesenta pesos (en la página ya están más caros).

100_1673

Los de Posca, que en el otro extremo son los más caros, pero tienen pintura en vez de tinta. Hay que bombearla apretando la otra punta, la del “fondo” y agitarlos un poquito. Yo tengo sólo rosa y dorado y la verdad es que son alucinantes, pero un poquito difíciles de manejar.

100_1676

Por último, los marcadores con punta de pincel y tanque de agua. Sirven para mojar en acuarelas o también se pueden rellenar de pintura aguada o acuarela en pomo. Alguna vez hice las dos cosas, les puse acuarela en pomo blanca y los mojé en acuarelas en pastilla para que los colores quedaran más pasteles pero también más densos, menos “aguados”. Muy lindo queda. Son muy buenos para hacer degradés. Los que yo tengo tienen la punta un poco gruesa y no son muy flexibles sus fibras, ustedes si pueden prueben los Pentel. Están en el límite del contenido de este post así que los voy a dejar para otro día y desarrollarlos bien.

100_1694

Les cuento que este post está lleno de links a las páginas de los productos, pero que casi todos ellos los compré o pueden ser comprados en Teorema, si bien no todos están en su página de internet. Igual los linkeo para que vean la dirección. Otra opción es Tienda Mucha, que yo nunca probé pero es muy completa.

¿Cuáles les gustaron más?

¿Cuáles son sus marcadores preferidos para hacer lettering?

¿Dónde los consiguen?

100_1688

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: