Lettering con pinceles

Con acuarela y pintura

El último post fue sobre mi historia con el lettering. Todo lo que había que hacer y que no convenía hacer. Ahora les cuento que todos los miércoles, los post serán sobre lettering, materiales, algún proyecto. ¿Es una promesa de campaña? ¿Puedo prometer que no faltará ningún miércoles? No. Estoy determinada a dejarme llevar por el fluir de este blog bebito. Pero siempre que haya un post de miércoles, será acerca de lettering y no sobre otra cosa, y siempre que escriba un post acerca de lettering, será un miércoles y no otro día.

Cuestión que podemos dibujar letras con marcadores, que es lo más fácil y práctico para empezar. Son prácticos, vistosos y vienen en variedad de colores. Pero como los marcadores imitan las puntas de los pinceles, obviamente hacer lettering con pinceles es una propuesta tentadora.

100_1525

Yo tengo dos pinceles muy finitos que son perfectos para ésto, fáciles de usar, pero es probable que cualquier pincel redondo o de tipo liner probablemente nos dé buenos resultados si le agarramos la mano. También hay unos marcadores con tanque de agua y punta de pincel, pero voy a dedicarle un post exclusivo a ellos, a los que todavía no les agarré la mano del todo.

100_1561

Bueno, escribir con pinceles es complicado porque hay que practicar para manejar la presión, el trazo, la flexibilidad del pincel, el pigmento que desprende. Además, porque hay que recargar el color continuamente. Estas dificultades nos dan a cambio un montón de belleza ya que se pueden hacer degradés fácilmente con colores muy brillantes, y porque la imperfección del trazo y el color tiene su encanto también.

Les voy a mostrar dos frases desde cero, la primera con el pincel redondo pero muy alargado y finito que es muy fácil de manejar, y acuarela. Con este lo único complicado es que hay que asegurarse que la acuarela esté bien mojada para que largue bien el color, si no no se luce. Luego de cargar bien el color, yo vuelvo a mojarlo para que corra más en el papel texturado y porque me gusta así.

Para ir trazando el cambio de colores, lo que hago es tomar el color de la letra anterior y un poquito del color nuevo. En la próxima letra, tomo sólo el color nuevo. Y así. Esta paleta tiene muchos colores, lo que facilita esta tarea. Pero la transición no salió en todos los casos tan suave. Por ejemplo la palabra “flores” salió muy bien, en cambio frutas no tanto. Los colores oscuros me resultan más difíciles de manejar que los brillantes, además está el tema del contraste con la página en blanco, lo que no perdona ni un error. En el caso de “infusión”, la foto no pudo capturar el cambio entre amarillos, pero igual hubiera hecho bien en hacerlo más rápido y hacer más letras naranjas para que se luzca más.

Como ven, además del color es más difícil manejar el trazo del pincel, sobre todo el pulso en las líneas más finas, ya que el trazo tiene que ser más suave. Mientras que las líneas gruesas, que piden un trazo más firme, se suelen ver mejor.

100_1537

Y acá van otras fotitos con más ideas:

La segunda propuesta está conformada por dos frases, una sobre blanco y otra sobre negro, hechas con acrílico dorado, el pincel finito tipo liner me resulta más difícil de manejar, y sobre todo hacer los trazos gruesos, pero se puede. Es perfecto para letras chiquitas. El acrílico en realidad lo saqué del bombeo de este marcador con punta de pincel de Posca, los Posca son marcadores de pintura.

100_1542

100_1543

100_1546

En ninguno de estos casos me parece buena idea escribir antes con lápiz, a menos que usemos una tinta muy oscura y estemos seguros de que vamos a hacer coincidir el trazo del pincel con el borrador, porque borrar podría arruinar todo.

Finalmente, no me queda otra opción que insistirles en que se animen a hacer lettering de con pinceles. Primero, porque no requiere de una gran inversión inicial: Seguro tienen algunas acuarelas, témperas o acrílicos en un cajón y si no tienen pincel, incluso los profesionales arrancan en los 30 pesos. La paleta que tengo yo no me salió más de $150 y hay mucho más caras, pero también muchísimo más baratas, y con el mismo efecto.

Segundo y el mejor motivo cualquier cosa que hagamos con pinceles se ve bella y artesanal con poco esfuerzo, esa imperfección tiene su encanto imposible de imitar con impresoras, y además con los pinceles podemos lanzarnos fuera de las letras, y hacer con ellos todo tipo de diseños y dibujos.

 

100_1554

¿Qué dicen? ¿Se animan?

¿Les gusta usar pinceles y pinturas?

¿Utilizan esta técnica para hacer lettering?

Un comentario sobre “Lettering con pinceles

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: